Denuncia de la Organización Por la Patria Soñada ante los sucesos ocurridos en el desalojo en Luque.

Denuncia de la Organización Por la Patria Soñada ante los sucesos violentos ocurridos en la ciudad de Luque.
Denuncia de la Organización Por la Patria Soñada ante los sucesos violentos ocurridos en el desalojo en Luque.

A la Opinión Pública Nacional e Internacional:
Desde la Expresión Política “Por la Patria Soñada”, conformada por organizaciones políticas, sociales, gremiales, profesionales, cooperativas, campesinas e indígenas, ciudadanía y pueblo paraguayo, que desarrollamos distintas actividades orientadas a la realización del Objetivo Estratégico de la Nación, equivalente a la plena recuperación de su soberanía política, alimentaria, territorial, cultural y el desarrollo social sustentable; desterrando radicalmente todo proceder relacionado o relacionable con la corrupción, cuyas funestas consecuencias padecemos cotidianamente;

Denunciamos:

1) La existencia de una inocultable asociación entre el Estado con el sistema económico que ordena y ejecuta sin miramiento el imperativo de imponer, como política de gobierno, la estigmatización y criminalización de las luchas sociales.
Una prueba más de lo expuesto, está padeciendo la Coordinadora Nacional de Lucha por la Tierra y la Vivienda, organización componentes de “Por la Patria Soñada”, que debe soportar un planificado hostigamiento desde las esferas del Poder Judicial, verificándose gravísimas irregularidades en el proceso judicial en el que se involucra al titular de la misma, Compañero Antonio Segovia Acosta.
2) Que la acuciante realidad paraguaya alcanzó la categoría de «verdadera emergencia nacional», producto de un estado fallido y nefasto comportamiento del Poder Judicial, que hace tiempo, dejó de lado su labor principal, cual es la de impartir justicia y respaldando un uso amañado de la legislación vigente, permite se pisoteen derechos humanos fundamentales garantizados por nuestra Constitución Nacional y Convenios Internacionales suscriptos por la República del Paraguay.
Esta realidad, que empeora día a día, constituye la prueba también evidente que el Estado, como ente político responsable de la convivencia social, se encuentra ausente, siendo una de sus consecuencias, el violento desalojo de familias enteras que se llevó a cabo el pasado miércoles 6 de marzo, en Isla Bogado, Luque.
Por lo señalado, expresamos nuestra solidaridad con la Coordinadora Nacional de Lucha por la Tierra y la Vivienda, como también con las familias desalojadas y solicitamos la urgente intervención de los organismos estatales, para resolver la crisis social existente en nuestro país; considerando que es la única vía para evitar la prolongación de una injusticia manifiesta.
Asunción, 12 de marzo de 2019.