LA RADICALIZACIÓN DE LA DEMOCRACÍA

Por Juan Notario

Paraguay ya no está para la espera, el año pasado en los primeros meses de la asunción de este gobierno con tinte fraudulento, produjo la reacción de la ciudadanía con los escraches a representantes parlamentario u otros poderes, por lo que se previa que iba ser así por el descontento generalizado.

Podemos decir favorable de cierto modo, pero tiene que ser intensificado hasta recuperar todos los bienes mal habidos y los corruptos reciban el castigo correspondiente de la justicia.

El gobierno de turno no tuvo otra más que sumarse a esta ola reivindicativa con los referentes colorados del movimiento de Añetete, en las bases sociales con los escracheros, en vista que se encontró con el enemigo saliente cartistas y que hoy aún cuentan con influencia en el estado, es su enemigo inmediato.

«Una especie de que, si no podemos con ustedes, entonces nos unimos».

El primer día de la asunción al mando, este nuevo gobierno convoco a un diálogo con todos los movimientos y partidos para una «Constituyente», en donde concluyeron que para cualquier tipo de elecciones primeramente es fundamental una «Reforma Electoral» por la experiencia negativa de las últimas elecciones.

El 30 de noviembre se tenía por terminado el resultado de tal proceso y no se define aún con la Comisión que se creó en el Congreso para tal finalidad. También existió la falta de voluntad política para la destitución de los Miembros del TSJE.

Durante estos tiempos, observamos que el gobierno es funcional y entreguista a los intereses de los países de Argentina con la entrega de las notas reservales y con Brasil, en  la omisión y tibieza en la zona de conflicto con los sojeros brasileños, que han invadido nuestro territorio.

Nefasta actuación de las Fuerzas Armadas en preservar nuestra soberanía territorial.

“Desastre ko Marito”, es una observación incorrecta por que recordemos que el es la cara visible de un proyecto político que lo único que esta manifestando es insolvencia, incompetencia y sin un norte claro, es como que se asumió el poder sin saber qué hacer.

Esta convocatoria al Servicio Militar Obligatorio es la demostración de lo improvisado que es él y su gabinete.

La agitación de un pueblo, con problemas de necesidades fundamentales está en el orden del día, en este año se prevé que el campesinado hará una intervención de gran envergadura que esperemos sea diferente a la que le correspondió enfrentar el cartismo, que sea con mano dura y con poder de negociación.

¿Cómo el campesinado puede golpear fuerte?

  • Primeramente, contar como mínimo diez puntos que tratar sobre la mesa que tiene que ver con su problemática.
  • Un contingente negociador de 500 personas que se dirija a la Capital.
  • En cada departamento, en puntos estratégicos hacer cierres de rutas, puentes o manifestaciones frente a organismos gubernamentales con 500 personas o más.
  • Cualquier apoyo económico que se recibiese del gobierno que se realice de manera discriminado y con criterio de parte de los organismos competentes. (La última vez que se entregó fondos, se otorgó de manera indiscriminada que algunos salieron favorecidos y otros no, tales acciones solo debilitan la acción reivindicativa y demuestra la falta de seriedad del gobierno).
  • Que la mesa negociadora no se levante hasta acordar los puntos mas sensibles y sobre todo lo que tienen referencias al Impuesto a la Soja y la Reforma Agraria.

No queda otra mas que radicalizar las acciones políticas en pos a los cambios que se plantean y tal vez, si se hacen bien las cosas con la Reforma Electoral, la gran mayoría estemos de acuerdo en una Constituyente, y se obtengan resultados significativos al problema del campo se podría crear una dinámica más favorable, porque aún queda mucho por caminar para instalar un nuevo gobierno.