Procurador admite temor de que se condene a Paraguay

Sergio Coscia, procurador general de la República, remarcó ayer que el Gobierno de Mario Abdo Benítez luchará hasta el final para evitar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condene al Estado a pagar la exorbitante suma de 63 millones de dólares a Juan Arrom y Anuncio Martí, quienes piden ese monto como resarcimiento por terrorismo, secuestro y tortura por parte de la policía. Ambos ex dirigentes del Partido Patria Libre están, junto a Víctor Colmán, en carácter de refugiados en el Brasil.

“Estamos evaluando todas las aristas posibles de un expediente que tiene 16 años”, informó Coscia ayer a Radio Monumental 1080 AM al subrayar que “vamos a luchar hasta el final” en la audiencia prevista para el 7 de febrero próximo.

Pese a la firmeza de que se recurrirá a todos los elementos probatorios para solicitar que se le exima al Estado de pagar el elevado monto, el más alto que se pidió en la historia, el procurador admitió su temor de que la CIDH dicte el fallo favorable a los demandantes, atendiendo a que las estadísticas indican que siempre en los casos que llegan a la citada instancia internacional el fallo es contra el Estado. “Ese es el temor, porque esta Corte tiene un ciento por ciento de fallos en contra del Estado. Es la única Corte del mundo que tiene esa estadísticas por eso es que estamos ante el temor de esta condena”, subrayó.

Coscia indicó que es absurdo lo que piden los dos ex dirigentes de Patria Libre, quienes demandaron al Estado en el 2002 a través de las hermanas de Arrom.

“Es el pedido más elevado de la historia y vamos a exponer todo lo que tenemos, contar los hechos con absoluta franqueza, no podemos dejar arco libre. El Estado también merece tener el principio de inocencia a su favor”, indicó. Dijo que llama la atención que después de 16 años ahora se esté llevando a tambor batiente la definición. “63 millones (de dólares) es absurdo; el peligro y el riesgo de la condena están, pero no tenemos que permitir”, dijo.